Archivo del sitio

Minientrada

La Junta de Andalucía convocará 1.000 plazas de maestro, 300 de ellas de Inglés

La Consejería de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía convocará oposiciones el año que viene y sacará a concurso 1.000 plazas de maestro de Primaria, 175 de catedráticos de Música y Artes Escénicas y 54 para el cuerpo de inspectores. Por especialidades, 300 plazas son para Lengua extranjera-inglés; 200 para Pedagogía Terapéutica; 100 de Lengua extranjera-francés; 100 de Audición y Lenguaje; 100 para Primaria; 100 para Infantil; 50 para Educación Física y* 50 para Música.

El consejero, Luciano Alonso ha dicho que el número de plazas previstas corresponden a la aplicación de la tasa de reposición del 50 por ciento, anunciada por el Gobierno central para su aprobación a través de los Presupuestos Generales del Estado. Alonso dice que la Consejería está a la espera de la decisión del Ministerio sobre los temarios que concurrirán a examen, iniciativa que es “fundamental para los miles de opositores que el año que viene tendrán la oportunidad de presentarse a las pruebas”.

El consejero ha trasladado al Ministerio la “inquietud” que tienen muchos opositores ante el cambio de temario por la implantación de la Lomce y ha pedido al Ministerio que “no los modifique este año”. “Espero y deseo que el ministro Wert sea sensible a ello y responda lo antes posible, ya que la improvisación solo podría causar un daño añadido y perjudicar a miles de opositores que llevan muchos años preparándose con el único temario oficial existente”, señala Alonso.

Ha manifestado, además, que “les gustaría haber podido convocar el año próximo oposiciones para Secundaria”, puesto que “la tasa de reposición a la que hemos estado obligados hasta este momento, del 10%, solo nos permitió sacar 250 plazas el verano pasado”. Pero el hecho, continúa, de que el Ministerio “no haya aprobado aún los Reales Decretos de Secundaria ni el Decreto de Especialidades también nos afecta en este sentido”, ya que “no podemos correr el riesgo de ajustar la oferta de empleo público sin conocer cuáles van a ser las necesidades de personal docente y las especialidades a convocar”.

No obstante, Alonso anuncia que “no van a desaprovechar” la oportunidad de la tasa de reposición del 50%, de modo que “reservarán en la oferta de empleo público todas las plazas sobrevenidas sobre esta convocatoria de Primaria, que se sumarán a la convocatoria de oposiciones de Secundaria para 2016, y tener así una buena oferta desde la perspectiva del empleo público y compensar parte del perjuicio que están teniendo los opositores de Secundaria”.

Educación ha anunciado también el proyecto de Decreto que regulará las enseñanzas de la Educación Primaria en la comunidad. Se impulsará la competencia digital y se implantará paulatinamente una segunda lengua extranjera en todos los niveles, al margen del inglés. Sería, en primera instancia, el francés, aunque no se descartan otros idiomas como alemán o portugués. Además, se refuerza la habilidad digital con la implantación del Área de Cultura y Práctica Digital en el sexto curso de la etapa.

Se impartirá de forma obligatoria en quinto de Primaria Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos como asignatura de libre configuración autonómica. También se aprobará cursar enseñanzas artísticas como asignatura obligatoria en todos los niveles de Primaria, incluyendo la creatividad y el conocimiento del patrimonio andaluz y el de otras culturas. Y en cuanto a la asignatura de Religión, tendrá un horario de 45 minutos semanales.

El consejero, Luciano Alonso, ha explicado que este documento se ha elaborado desde el consenso y con la participación de la comunidad educativa, contando con los docentes, las familias y expertos. Es decir, más de 4.000 personas han contribuido en la confección de la nueva norma que va a ser “un blindaje” para preservar el modelo educativo andaluz y “minimizar” los efectos de la Ley Orgánica para la Calidad y la Mejora Educativa (Lomce).

El titular de Educación ha señalado que existen claras diferencias entre la propuesta curricular del Ministerio y el currículo de Educación Primaria elaborado por la Consejería. De este modo, en Andalucía también cada área y cada curso tiene objetivos expresados en términos de capacidades que el alumnado tiene que ir alcanzando, con lo que, ha asegurado, “se corrige un error curricular que ha cometido el Ministerio que solo evalúa contenidos de toda la etapa educativa”.

En Educación Primaria se mantiene la organización de ciclos de dos años. De esta manera se respeta el desarrollo integral del alumnado de estas edades (entre 6 y 12 años), sus ritmos de aprendizaje y su maduración cognitiva. Alonso ha recordado que el Ministerio había eliminado esta estructura de ciclos cuando hay procesos que necesitan más de un curso para su desarrollo como la comprensión lectora.

Para poder aplicar el proyecto de Decreto con todas las garantías, la Consejería ha diseñado formación necesaria dirigida a los docentes, y que ya está recogida en el marco del III Plan de Formación del Profesorado. Asimismo se está ultimando un programa informático para la comunidad docente que permitirá adaptar el currículo a cada centro, elaborar sus unidades didácticas y la evaluación de las competencias alcanzadas por el alumnado.

Actualidad