El lado del corazón

Estándar

Dice la RAE que zurdo/a es aquella persona “que tiene tendencia natural a servirse preferentemente de la mano y del lado izquierdos del cuerpo”, una definición que describe a un aproximado 10% de nuestra población. Actividades como la escritura, aunque se realizan con las manos, están dirigidas por determinadas áreas del cerebro que pueden encontrarse en cualquiera de sus dos hemisferios, siendo esta organización lateralizada la causante de nuestra destreza con la izquierda o la derecha, una supremacía hemisférica que, según los expertos, puede verse condicionada por nuestros genes.

Nuestro cerebro está formado por dos hemisferios. Ambos participan en todas las funciones, aunque cada uno tiene su especialidad y por lo tanto domina una serie de competencias concretas. El hemisferio izquierdo (simbólico o lógico) es el encargado del lenguaje y del procesamiento secuencial de la información; es el hemisferio “científico”. El hemisferio derecho (visual, postural u holístico) es el encargado de las funciones espaciales, holísticas y de las imágenes visuales; es el hemisferio “creativo”. Es quizás por las funciones en las que ambos se especializan por las que el izquierdo suele ser el hemisferio dominante, aunque separado del derecho empobrecería enormemente sus capacidades, al igual que el derecho si lo separamos del izquierdo. Y esta es la clave: ambos deben trabajar unidos y su intercomunicación debe ser fluida. Esta unión comunicativa la materializa el cuerpo calloso, un haz de fibras nerviosas de cuyo correcto desarrollo depende la realización continuada de movimientos y actividades de patrón contralateral en nuestra infancia, es decir, movimientos en los que el niño utilice ambos lados del cuerpo en pauta cruzada (la pierna derecha a la vez que el brazo izquierdo, por ejemplo). Este es un buen motivo para pensar que reptar, gatear y caminar en la primera infancia es imprescindible para futuras actividades complejas, como la lectoescritura, puesto que estimulará el correcto desarrollo del cuerpo calloso, que a su vez favorecerá la conexión entre ambos hemisferios y por tanto la colaboración entre ambos, evitando el caos que supondría que ambos hemisferios compitiesen por dominar.

Cuando los peques comienzan a definir su lateralidad, entre los tres y los cinco años, necesitan contar con un punto de partida estable, unas coordinadas definidas que les permitan organizar la información y puedan evitarse confusiones de espacio o conceptuales, como equivocaciones entre los conceptos de “anterior” y “posterior”, por ejemplo. Incluso dificultades más tardías, como la disgrafía (calidad deficiente de escritura sin déficit neurológico o intelectual que lo explique), que suele surgir entre los doce y catorce años y que pueden estar derivadas de esta mala estructuración. En resumen: la información sensorial que recibimos es continua y necesitamos utilizarla de manera eficaz para regular nuestro comportamiento, o lo que es lo mismo, para interactuar con el mundo.

Definidos estos conceptos podemos decir que la zurdera no es un defecto, pero sí puede ser una desventaja, porque aunque no es motivo para el rechazo social, sí se percibe cierta discriminación en algunos aspectos, apareciendo todo tipo de dificultades prácticas y psicológicas con las que las personas zurdas tienen que luchar a diario. Según Mª Rosario Villagrasa Ballester, Psicografóloga especializada en Reeducación de la Escritura, entre los niños que tienen dificultades escolares, los zurdos son los que, en clase y en casa, sufren más injusticias… ¿Por qué? Porque nadie sospecha la causa de su lentitud, de sus errores y de su dificultad para hacer las cosas bien. Hay carencias parciales, a menudo inapreciables, especialmente en el conocimiento del esquema corporal, que crean lagunas de base y dificultan el proyecto más loable”.

Porque nadie sospecha la causa. Este es el motivo base para que, como educadores de infancia, permitamos a nuestros peques hacernos partícipes de las señales que nos irán enviando desde los planos instrumental, operativo y postural (espalda, brazos, manos, cabeza…). Los recursos para ello son variados aunque se pone en evidencia que el trabajo psicomotriz en esta etapa se antoja fundamental, acompañado por un buen ejercicio de observación por nuestra parte, claro. Para ello es importante tener en cuenta que los peques de infantil experimentan constantemente y es normal que también lo hagan con ambos lados de su cuerpo, por lo que será habitual verles utilizar una y otra mano de manera indistinta en su juego diario sin que ello suponga que han definido su lateralidad. Es por este motivo que algunos expertos están de acuerdo en que iniciarles en actividades que requieran de la utilización de un utensilio antes de que su lateralidad esté clara, puede ser un error. Aunque el claro error sin duda es pretender variar su inclinación natural, hecho que impide que su cerebro se organice y por lo tanto, le genere problemas espaciales, de habilidad y destreza y muy frecuentemente de rendimiento escolar.

En conclusión por tanto, la lateralidad es un aspecto sumamente importante de cuyo correcto desarrollo dependerá el nivel de dificultad que encuentre un niño o niña zurdo en su interacción con un mundo diseñado por y para diestros a lo largo de su vida.

Anuncios

Acerca de Tentetieso

Tenteralia surge como respuesta a las nuevas necesidades que familia e infancia encuentran cada día en el seno de una sociedad en constante evolución; Tentetieso es una Educadora Infantil cuya experiencia e ideales giran en torno a la educación como única fórmula de prevención, (utilizada en Tenteralia como inmejorable forma de solución), a aquellos temas que preocupan al conjunto de la comunidad. Porque el pleno desarrollo de nuestros niños y niñas sienta las bases del mayor capital social. Porque el bienestar de la infancia es la mayor riqueza del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s